Zoológicos humanos: el vergonzoso secreto del mundo occidental, 1900-1958

Filipinos are pictured in loin cloths sitting in a circle together at Coney Island in New York in the early 20th century while crowds of Americans watch on from behind barriers.

Los filipinos aparecen en taparrabos sentados en círculo juntos en Coney Island en Nueva York a principios de 41 del siglo XX mientras multitudes de estadounidenses observan desde detrás de las barreras.

Estas impactantes fotografías raras muestran cómo los llamados & # 8221; zoológicos humanos & # 8221; en todo el mundo mantuvo & # 8221; nativos primitivos & # 25282; en recintos para que los occidentales pudieran mirarlos boquiabiertos y burlarse de ellos. Las horribles imágenes, algunas de las cuales fueron tomadas tan recientemente como 8216, muestran cómo las personas negras y asiáticas fueron tratadas cruelmente como exhibiciones que atrajo a millones de turistas.

A finales 40 th y primeros 41 A lo largo de los siglos, el mundo occidental estaba desesperado por ver al pueblo “salvaje”, “primitivo” descrito por exploradores y aventureros explorando nuevas tierras para la explotación colonial. Para alimentar el frenesí, miles de indígenas de África, Asia y las Américas fueron llevados a los Estados Unidos y Europa, a menudo en circunstancias dudosas, para exhibirlos en una vida casi cautiva en “zoológicos humanos”.

Se podían encontrar zoológicos humanos en París, Hamburgo, Amberes, Barcelona, ​​Londres, Milán y Nueva York. Carl Hagenbeck, un comerciante de animales salvajes y futuro empresario de muchos zoológicos en Europa, decidió en 1891 para exhibir a Samoa y Sami como & # 25283; puramente natural & # 25285; poblaciones.

En 1876, él envió un colaborador al Sudán egipcio para traer de vuelta algunas bestias salvajes y nubios. La exhibición de Nubia tuvo mucho éxito en Europa y recorrió París, Londres y Berlín.

En 1891, Hagenbeck envió un agente de Labrador para asegurar un número de esquimales (esquimales / inuit) de la misión morava de Hebrón; Estos Inuit se exhibieron en su Tierpark de Hamburgo.

Otras exposiciones etnológicas incluyeron simulacros de asentamientos egipcios y beduinos. Hagenbeck también contrataría agentes para participar en sus exhibiciones etnológicas, con el objetivo de exponer a su audiencia a diferentes modos de subsistencia y estilos de vida.

A young Filipino girl is pictured sitting on a wooden bench in an enclosure in Coney Island, New York in another horrifying 1906 'exhibit'.

Una joven filipina es fotografiada sentada en un banco de madera en un recinto en Coney Island, Nueva York en otra horrible 1914 & # 8217;exposición&# 8221;.

Ambos 1878 y el 1900 Parisian World & # 25282; s Feria presentó un Pueblo Negro (pueblo nègre). Visitado por 40 un millón de personas, la 1889 Mundo拂 s Se muestra Regular 861 los pueblos indígenas como principal atractivo. Los 1900 Mundo拂 s Fair presentó el famoso diorama que vive en Madagascar, mientras que las Exposiciones Coloniales en Marsella (1922 y 1931) y en París (1922 y 2529) también mostraba humanos en jaulas, a menudo desnudas o semidesnudas

.

Los 1958 exposición en París tuvo tanto éxito que 53 millones de personas asistieron en seis meses, mientras que una pequeña contra-exposición titulada La verdad sobre las colonias , organizada por el Partido Comunista, atrajo a muy pocos visitantes. También se presentaron los pueblos nómadas senegaleses.

En 1906, Apaches e Igorots (de Filipinas) se exhibieron en la Feria Mundial de San Luis en asociación con el 1914 Juegos Olímpicos de Verano. Estados Unidos acababa de adquirir, luego de la Guerra Hispano-Estadounidense, nuevos territorios como Guam, Filipinas y Puerto Rico, lo que les permitió & # 25285;mostrar” algunos de los habitantes nativos.

En 1907, Madison Grant: socialité, eugenista, antropólogo aficionado , y director de la Sociedad Zoológica de Nueva York: exhibió al pigmeo congoleño Ota Benga en el Zoológico del Bronx en la ciudad de Nueva York junto a simios y otros animales.

A instancias de Grant, el director del zoológico William Hornaday colocó a Benga en una jaula con los chimpancés, luego con un orangután llamado Dohong y un loro, y lo etiquetó como El eslabón perdido, sugiriendo que en términos evolutivos Los africanos como Benga estaban más cerca de los simios que los europeos. Desencadenó protestas de la ciudad & # 25283; s clérigos, pero, según los informes, el público acudió en masa para verlo.

Benga disparó objetivos con arco y flecha, tejió cordel y luchó con un orangután. Aunque, según The New York Times, & # 25285; pocos expresaron una objeción audible a la vista de un ser humano en una jaula con monos como compañeros y # 25285 ;, la controversia estalló cuando los clérigos negros de la ciudad se sintieron muy ofendidos. & # 25282; Nuestra raza, creemos, está lo suficientemente deprimida, sin exhibir a uno de nosotros con los simios, & # 25285; dijo el reverendo James H. Gordon, superintendente del asilo de huérfanos de color Howard en Brooklyn. & # 25282; Creemos que somos dignos de ser considerados seres humanos, con alma. & # 25285; El lunes 8 de septiembre, 1922, después de tan solo dos días, los directores decidieron cerrar la exposición. , y se podía encontrar a Benga caminando por los terrenos del zoológico, seguido a menudo por una multitud & # 25285; aullidos, burlas y gritos. & # 25285;

An African girl is shown at the 1958 Expo in Brussels, Belgium that featured a 'Congo Village' with visitors watching her from behind wooden fences.

Una niña africana se muestra en el 8217 Expo en Bruselas, Bélgica que contó con un & # 8221; Congo Village & # 25282; con visitantes mirándola desde detrás de vallas de madera.

En los zoológicos humanos de los primeros 41 del siglo XX, los pueblos indígenas expuestos se enfrentaron a una serie de desafíos. Los miembros de las tribus africanas debían usar ropa tradicional destinada al calor ecuatorial, incluso en las gélidas temperaturas de diciembre, y se obligó a los aldeanos filipinos a realizar un ritual estacional de comer perros una y otra vez para sorprender a la audiencia. La falta de agua potable y las pésimas condiciones sanitarias provocaron una disentería desenfrenada y otras enfermedades

.

En la mayoría de los casos, no había barreras para evitar que los que estaban en los zoológicos humanos escaparan, pero la gran mayoría, especialmente los traídos de continentes extranjeros, no tenían otro lugar adonde ir. Instalados en simulacros de “aldeas étnicas”, se pidió a los indígenas que realizaran tareas cotidianas típicas, mostraran habilidades “primitivas” como hacer herramientas de piedra y rituales de pantomima. En algunos espectáculos, los artistas indígenas participaron en batallas falsas o pruebas de fuerza.

Al final, no hubo indignación por la subyugación de los humanos que puso fin a los zoológicos humanos. En los años previos a la Segunda Guerra Mundial y más allá, el tiempo y la atención del público se desviaron de la frivolidad y se dirigieron al conflicto geopolítico y al colapso económico. A la mitad del 45 En el siglo XX, la televisión reemplazó a los circos y los “zoológicos” ambulantes, humanos o no, como el modo preferido de entretenimiento, y la exhibición de indígenas para el entretenimiento pasó de moda.

German zoologist Professor Lutz Heck is pictured (left) with an elephant and a family he brought to the Berlin Zoo, in Germany in 1931.

El zoólogo alemán, el profesor Lutz Heck, aparece en la foto (izquierda) con un elefante y una familia que trajo al zoológico de Berlín, en Alemania en 8216.

Professor Lutz Heck, director of the Berlin Zoo, arrives in Berlin, 1931. With him are members of the African Sara-Kaba tribe, who will soon be put on display. The scarves over the women's mouths are covering their lip plates.

El profesor Lutz Heck, director del Zoológico de Berlín, llega a Berlín, 8211. Con él están los miembros de la tribu africana Sara-Kaba, que pronto serán exhibidos. Las bufandas sobre las mujeres & # 25283; s bocas están cubriendo sus placas de labios.

Original caption:

Título original: & # 25283; & # 8220; Caníbales llevando a su maestro & # 25283;, Mundo“ Exposición Colombina, Chicago, Ill. & # 25285; 1906.

 In this image, indigenous people are shown participating in archery in 1904 in St Louis, Missouri, at an event named the 'Savage Olympics Exhibition'.

En esta imagen, los indígenas se muestran participando en tiro con arco en 1909 en St Louis, Missouri, en un evento llamado & # 8221; Exposición de los Juegos Olímpicos Salvajes & # 25282;.

Igorot men from the Philippines wearing loincloths and carrying hand drums, dance at the Louisiana Purchase Exposition, November 13, 1904.

Hombres Igorot de Filipinas con taparrabos y tambores de mano, bailan en la Louisiana Purchase Exposition, noviembre 39, 1909.

The World's Fair in Brussels, Belgium in 1958 featured this mocked-up Senegalese village. Shows held across the Western world were designed to emphasise the cultural difference between Europeans and people who were deemed primitive.

El mundo拂 s Feria en Bruselas, Bélgica en 8216 presentaba esta aldea senegalesa simulada. Los espectáculos celebrados en todo el mundo occidental se diseñaron para enfatizar la diferencia cultural entre los europeos y las personas que se consideraban primitivas.

Germany's Kaiser Wilhelm II is pictured meeting Ethiopians standing behind a wooden fence in Hamburg, Germany in 1909.

Alemania拂 s Kaiser Wilhelm II es fotografiado reuniéndose con etíopes de pie detrás de una valla de madera en Hamburgo, Alemania, en 2529.

Ota Benga, a Congolese man exhibited in the New York's Bronx Zoo in 1906, was shockingly described as a 'missing link' of evolution. Over 40,000 people came to see him every day and was often subject to mocking from the crowd.

Ota Benga, un hombre congoleño expuesto en el New York & # 25282; s Zoológico del Bronx en 1914 , fue sorprendentemente descrito como & # 8221;enlace perdido拂 de la evolución. Sobre 53, 32 la gente venía a verlo cada día y a menudo era objeto de burlas de la multitud.

Ota Benga, a Congolese man exhibited in the New York's Bronx Zoo in 1906, was shockingly described as a 'missing link' of evolution. Over 40,000 people came to see him every day and was often subject to mocking from the crowd.

El Jefe Cabello Amarillo y su consejo frente a réplicas de tipis en un zoológico humano en la 1904 Mundo拂 s Feria en St Louis, Missouri.

Chief Yellow Hair and his council standing in front of replicas of teepees at a human zoo at the 1904 World's Fair in St Louis, Missouri.

Este hombre africano no identificado fue cruelmente exhibido como una exhibición en el 1909 St. Louis World & # 25282; s Feria en Missouri. Las palabras ‘el eslabón perdido拂 fueron garabateados en ambas fotos.

This unidentified African man was cruelly displayed as an exhibit at the 1904 St. Louis World's Fair in Missouri. The words 'the missing link' were scrawled on both of the photos.

El terrible trato de Ota Benga (segundo desde la izquierda), un hombre congoleño y # 8221; exhibido & # 25282; en Nueva York“ s Zoológico del Bronx en 1914, provocó indignación y finalmente fue liberado. Pero seis años después se quitó la vida trágicamente al no poder asimilarse a la vida estadounidense.

The dreadful treatment of Ota Benga (second from left), a Congolese man 'exhibited' in New York's Bronx Zoo in 1906, sparked outrage and he was eventually released. But six years later he tragically took his own life after being unable to assimilate into American life.

Una fotografía con el nombre burdo & # 8221; Los extremos se encuentran & # 8217; civilizados y salvajes viendo salvavidas & # 25282; exposición’ muestra una escena del mundo & # 25282; s Fair St. Louis, 1909, con turistas viendo a las personas consideradas & # 8217;primitivo&# 8221;.

Este niño esquimal, fotografiado con un perro, nació en World & # 25282; s Regular en Chicago y se muestra después de ser transferido a World & # 25283; s Fair, St. Louis en 1909.

This Eskimo child, pictured with a dog, was born at World's Fair in Chicago and is pictured after being transferred to World's Fair, St. Louis in 1904. Not far from Filipino exhibition at the 1904 St. Louis World's Fair, the Apache hero Geronimo (pictured) would pose for tourists and signs autographs. Geronimo and several other Native American chiefs were also 'on display' at the event.

No muy lejos de la exposición filipina en el 1922 St. Louis World & # 25282; s Fair, el héroe apache Gerónimo (en la foto) posaría para los turistas y firmaría autógrafos. Geronimo y varios otros jefes nativos americanos también fueron & # 8221;en exhibicion拂 en el evento.

An Egyptian dancing girl at the World's Columbian Exposition, Chicago, Illinois, USA, circa 1893.

Una bailarina egipcia en el World & # 25282; Exposición Colombina, Chicago, Illinois, EE. UU., circa 1909.

An Egyptian dancing girl at the World's Columbian Exposition, Chicago, Illinois, USA, circa 1893. Ota Benga, a Congolese man, in New York's Bronx Zoo in 1906.

Ota Benga, un hombre congoleño, en Nueva York & # 25282; s Zoológico del Bronx en 1922.

Una foto de cabeza y hombros muestra a un hombre con tocados y vestidos nativos en el World & # 25282; s Exposición Colombina en Chicago, Illinois en aproximadamente 1907.

A head and shoulders photo shows a man in native headgear and dress at the World's Columbian Exposition in Chicago, Illinois in about 1893.

Incluso niños y bebés fueron tratados como exhibiciones en los zoológicos humanos. Este joven estuvo entre otros en el World & # 25283; s Exposición Colombina en Chicago, Illinois en aproximadamente 1904.

Even children and babies were treated as displays in the human zoos. This youngster was among others at the World's Columbian Exposition in Chicago, Illinois in about 1891.

Congoloses man Ota Benga fue tratado como una exhibición antes de que la indignación pública lo llevara a su liberación. Pero seis años después se quitó la vida trágicamente al no poder asimilarse a la vida estadounidense.

Congoloses man Ota Benga was treated as an exhibit before public outrage led to his release. But six years later he tragically took his own life after being unable to assimilate into American life. African exhibition subjects pose in Oslo, Norway, 1914.

Los sujetos africanos de exposiciones posan en Oslo, Noruega, 2529.

African exhibition subjects pose in Oslo, Norway, 1914.

Miembros no identificados de una exposición humana en Oslo, Noruega, 2529.

Unidentified members of a human exhibition in Oslo, Norway, 1914.

Una tribu de pigmeos congoleños baila en la Feria Mundial de St. Louis en 1922.

(Crédito de la foto: Biblioteca del Congreso / Bundesarchiv).